Ceremonia Interreligiosa en el AHPN

El sol agasajó de principio a fin el encuentro interreligioso en el Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN) este domingo 23 de septiembre. Durante casi tres horas, desde las nueve de la mañana, recordó un pasado de dolor, atrocidad, desesperanza, de conflicto, y con su plenitud llamó a despertar y orar por la paz, por la memoria y por la dignificación de Guatemala.

Mañana de domingo, mañana de fe, mañana de oración. Espiritualidad Maya, Comunidades Islámica, Baha’i, Episcopal, Presbiteriana, Luterana y de San Juan Apóstol, Conferencia de Religiosos y Religiosas de Guatemala, Iglesia Adventista y, por primera vez, el Centro Hebreo de la comunidad judía, acuerparon la iniciativa del AHPN.

Gustavo Meoño, Coordinador del Archivo, al dar la bienvenida al público y a la Mesa Interreligiosa celebró la reunión de espiritualidades y, en compañía de Julio Solórzano, director de Arte y Cultura para el Desarrollo (Acude), recordó a dos víctimas religiosas durante el conflicto armado: Fray Augusto Ramírez Monasterio, párroco de San Francisco El Grande, Antigua Guatemala, asesinado en 1983, y el pastor presbiteriano Manuel Saquic, muerto en Chimaltenango en 1995.

El aire de recuerdo y de denuncia, la necesidad de verdad y justicia fue acondicionado mediante la temperatura de propuesta de concordia, conciliación y diálogo por una Guatemala mejor.

A las oraciones se sumaron las palabras de los testigos. Tata Domingo Ernesto Ranquec Ajcip, Imán Abdel Aucar, Padre Margarito Hernández, Reverendo Vitalino Similox, Budólogo Andrés Montano, Bahaí Lautaro Palacios, Hermano Manuel Cordón y Alberto Alcain, miembro del Centro Hebreo, condujeron la ceremonia y escucharon, posteriormente, el testimonio de Josefina Inay y Saúl Pérez sobre el Pastor Manuel Saquic, su vida, aporte y desenlace fatal.

De esa paz del cielo despejado vino el agradecimiento final a la Mesa Interreligiosa, a los presentes, a los realizadores del encuentro. La Ceremonia Interreligiosa del AHPN se llevó a cabo gracias al apoyo de la Agencia para la Cooperación Internacional de Alemania (GIZ), la Oficina de Derechos Humanos del Arzobispado de Guatemala (ODHAG), Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial (ECAP), Acude, y las Fundaciiones Guillermo Toriello y Myrna Mack.

(Ver más fotos)