Gobernador General de Canadá y delegación oficial, visitan Archivo Histórico de la Policía Nacional

 

El día jueves 06 de diciembre de 2012, una delegación oficial del gobierno de Canadá, encabezada por el Señor David Johnston, Gobernador General y su distinguida esposa, realizaron una visita al Archivo Histórico de la Policía Nacional, la cual marca el inicio de una fructífera relación del AHPN con el gobierno, universidades y entidades sociales y culturales canadienses.

 

Tras una visita guiada por las instalaciones del Archivo, dio inicio el acto donde fue debelada la escultura “Ángel de la Paz y la Concordia” del escultor guatemalteco José Toledo Ordóñez, donada por el artista al AHPN y al futuro Memorial para la Concordia. En otro punto del acto, la Señora Diane Ablonczy, Ministra de Estado para Relaciones Exteriores, cortó la cinta simbólica para inaugurar el equipamiento de los salones de consulta de la Unidad de Acceso a la Información del AHPN, donado por el Gobierno de Canadá, ante las gestiones de Abogados sin Fronteras, Canada.

 

Esta colaboración junto al apoyo de otros países amigos, ha hecho posible el avance de los procesos técnicos y archivísticos que posibilitan el acceso irrestricto, ya en estos momentos, a la información de más de 15 millones de documentos que han sido digitalizados. El AHPN cuenta con alrededor de 80 millones de folios que registran la totalidad de la historia institucional desde su constitución en 1881 hasta su disolución en 1997. Son 116 años de historia de este país, a través del registro de las actividades de la Policía Nacional.

 

Asimismo, esta relación también abre posibilidades para el mayor impulso de la iniciativa Memorial para la Concordia, promovida por un grupo plural, propiciando el hermanamiento con el Museo Canadiense de los Derechos Humanos. El Memorial para la Concordia definirá espacios de encuentro multisectorial, multiétnico y multigeneracional en el área del AHPN y en varios lugares del país, para la conciliación y la concordia que, mediante el diálogo y el debate, y teniendo en el arte y la cultura un medio primordial de encuentro, propicie la elaboración de propuestas que contribuyan a enfrentar los enormes retos que plantea la conflictividad generalizada y la creciente confrontación en el país. Además, contribuirá a que las nuevas generaciones incorporen estos conocimientos y experiencias a la tarea de construir una Guatemala verdaderamente libre y justa, integrada por propósitos comunes y respetuosos de su diversidad.