Guatemaltecas finalistas en concurso internacional de arquitectura

Con el proyecto arquitectónico Memorial para la concordia, las arquitectas Andrea Valladares y Ónice Arango, junto a otras 12 propuestas, llegaron a la final del concurso (UN)Restricted Access -from military space to civic space-, que recibió 510 participaciones desde 74 países. El premio para los finalistas será formar parte de la Bienal de Arquitectura de Venecia 2012, la plataforma más importante en el mundo de la arquitectura.

El proyecto de Valladares y Arango contempla una transformación del área en donde se ubica el Archivo Histórico de la Policía Nacional (AHPN). Esta propuesta da forma a la iniciativa del Memorial para la Concordia, que se impulsa actualmente en Guatemala desde diversos e incluyentes sectores de la sociedad y que busca “Dignificar a todas las víctimas y unificar un país fracturado”.

Dicho Memorial vislumbra incorporar al AHPN a un lugar paradigmático, un sitio de conciencia, memoria, educativo, de reflexión. Una plaza para enfrentar de manera serena y amplia el pasado fracturado y el reto que eso implica.

Las jóvenes arquitectas guatemaltecas, egresadas en 2011 de la Universidad del Istmo (Unis), crearon un modelo ecológico, de costos bajos, reciclado, inteligente. Así lo explica  Ónice Arango: “Más que el concurso, pensamos en hacer algo posible, algo real, que es lo que está sucediendo. Lo que busca el Memorial es un parque, la preservación del AHPN, sitios culturales, un museo, el Memorial por supuesto y el espacio pedagógico, que también es muy importante tanto para las personas que vengan del exterior como para la comunidad aledaña. Se busca impactar de forma positiva en el desarrollo de los vecinos”.

Una de las lagunas en la sociedad guatemalteca es la poca educación que existe acerca de lo que sucedió. Ónice apunta: “la película La Isla, nos abrió el panorama. En nuestra formación no tuvimos por parte ni del Colegio ni de la Universidad, información sobre qué pasó en estos 36 años…. Nosotros sentimos que Guatemala necesita conocer esa realidad, que no es que se pueda borrar sino que con base en el conocimiento es que se construye una sociedad”.

En cuanto a la propuesta arquitectónica detalla: “Elegimos el triángulo porque es una de las estructuras más estables que existe y luego, a nivel de la monumentalidad, pensamos en una pirámide. Pensamos también en la arquitectura maya, que no tratamos de hacer algo igual, pero sí de recrear el espacio y las sensaciones que esto producía”.

“El proyecto está orientado de tal forma que se da una ventilación natural por la orientación que tiene, una iluminación natural –las alturas le dan ese manejo de la iluminación en todo el espacio ya que tiene dobles y triples alturas-, también tiene paneles solares y recaudación de agua pluvial. Es un proyecto integral, pero lo fuerte del mismo son esos espacios de encuentro que promueven, hasta cierto punto, el conocimiento de la verdad para la construcción de una sociedad”.

Vínculo al proyecto del Memorial

Vínculo al sitio oficial del concurso

[Imágenes del proyecto tomadas del sitio web del concurso]